title
   
Olive

Nuestra casa & kombi café

“Tengo un dato de una Kombi en Álvarez Thomas y Juramento, ¿les interesa?”. Una amiga, Lolita fue la artífice del triángulo que completaría el viaje, la aventura. “Es ella”, dijo Hannah al verla, con tono de amor a primera vista. Olive estaba despintada. Lucía abandonada, como los viejos sueños. Seguimos nuestro impulso. Olive, desde entonces, se ha sometido a todos los tratamientos necesarios para alistarse para lo que fue creada: ser un vehículo en el que caben todos los sueños que un viajero puede albergar.
Oxidada y atrofiada, lo primero fue alistar el motor, cablerío y conexiones eléctricas. Chapa y pintura. Rediseño interior para albergar cama, muebles y un sistema básico para alimentar de agua y electricidad a nuestra cafetería, casa y vehículo. A medida que el último integrante se va alistando para encarar la carretera, nosotros damos un paso más hacia el sueño de nuestras vidas.

tab1

Hannah Hopcroft

Barista & amante de la fotografía

Los que amamos los viajes tendemos a seguir nuestros impulsos. Uno de ellos me trajo a Argentina, con la vocación de enredarme entre su gente y entender un poco más sobre su cultura, forma de vida y de pensar, su cocina y su relación con el café. Otro impulso, más atemperado, cargado de responsabilidades y preparativos, está a punto de llevarme junto a Ernesto, mi compañero, por América Latina.
Durante dos años Buenos Aires se convirtió en una casa llena de aventuras. Me comuniqué sin o con pocas palabras hasta que aprendí la lengua, y aún así cometo errores que rompen el hielo; hice amigos para toda la vida, perdí amigos de tránsito, me mudé cinco veces en un mismo barrio, le preparé café a famosos cuya fama desconocía; me fui y volví, sólo para darme cuenta que me había latinoamericanizado; volví a extrañar mi casa, trabajé más duro que nunca en mi vida y pese a la repetición de arroz en el menú nunca tuve la panza tan llena de experiencias y aventuras.
Buenos Aires y el café fueron mis puertas de entrada a un continente que ahora me lanzo a descubrir sobre ruedas.

tab1

Ernesto De Leonardi

Comunicador social & diseñador web

Desde chico supe que lo mío era viajar. Mi casa siempre fue una puerta giratoria de visitas que entraban y salían. Mi entretenimiento favorito era acosar a los invitados con preguntas de todo tipo. Las respuestas siempre fueron diferentes a las versiones para niños habituales en la escuela o el barrio.
La sola idea de mudarme a Buenos Aires para estudiar Ciencias de la Comunicación producía en mí una adrenalina nueva que se sumaba a la búsqueda de un espacio de aprendizaje que me permitiera continuar mi carrera de ávido preguntón.
Soy aventurero y me gustan los desafíos. Durante los últimos 24 meses me enfrenté al más importante y seductor de mi vida, el que los agrega a todos: planificar un viaje, elegir-comprar-arreglar-readaptar una Kombi artesanalmente, trabajar/ ahorrar, desarrollar los canales de comunicación de La Cafetera y consensuar con Hannah al menos 20 decisiones diarias en torno a un periplo que nos tendrá en la ruta otros dos años.

tab1

SHARE
FacebookTwitter